La tecnología ha sido siempre una ventaja de los que la posen sobre los que no. Esto aplica a Naciones, Empresas, Organizaciones y personas.

Citando «Disruptivo es un término que procede del inglés disruptive y que se utiliza para nombrar a aquello que produce una ruptura brusca. Por lo general el término se utiliza en un sentido simbólico, en referencia a algo que genera un cambio muy importante o determinante»

Con esto entendemos que la tecnología es en principio disruptiva porque genera un cambio o evolución. Todo cambio genera una resistencia, porque implica desaprender para aprender algo nuevo, Romper paradigmas. Retar las formas actuales.

Un recuerdo de hace algunos años, que visite a un cliente de la industria del azúcar. Un exitoso empresario de muchos años que quería un sistema para controlar el ingenio azucarero, pero a la vez cuestionaba cada propuesta y decía «Si yo he sido exitoso sin gastar tanto dinero para que lo haré ahora». Con toda paciencia explique las ventajas de tener un sistema con una base de datos consolidada y procesos end to end con información en línea. Saco su agenda de bolsillo y me reto a encontrar el contacto que quisiera más rápido que el en mi Smartphone que el llamo «GameBoy» burlonamente. Acepté el reto y le dije aquí tengo mis contactos con fotografía relación quien es quien, su Linkedin su resumen curricular, en el caso de mis amigos, con FaceBook la información de sus viajes, familia, mascotas y mucho mas. Me miro con cierto recelo y me invito a comer, en donde sufrí dos horas de cuestionamientos sobre la tecnología en general y las soluciones que estábamos recomendando.

Al final acepto la solución recomendada y a su gente le exigía el uso de las aplicaciones y me llamaba para pedir recomendaciones sobre ello regularmente.

Este exitoso, tradicional e inteligente señor de 65 años en ese momento rompió sus paradigmas, no sin antes defenderse durante semanas, aferrado un poco a sus métodos tradicionales. Pago mi asesoría y la inversión de las soluciones que compro y también se compró un Smartphone, Tablet y laptop.

Esto nos lleva a no perder de vista lo bello de las tradiciones, que son nuestra base, nuestras raíces y que siempre estarán allí, lo cual no implica que no puedan evolucionar.

Si este Baby Bommer pudo después de un rato enseñar a milennials a usar la tecnología, que no harán las nuevas generaciones con toda la tecnología y soluciones disruptivas. El límite es el de nuestra imaginación.

Les envío un cordial saludo.

Deja un comentario