Todos los seres humanos contamos con el instinto de supervivencia ante situaciones de peligro, el miedo es la primera reacción natural que nos envuelve, una descarga de adrenalina y una serie de reacciones físicas en el organismo, agudizan los sentidos y prepara el cuerpo para luchar y huir.

De esta manera somos capaces de hacer cosas que en condiciones normales nunca haríamos. Siempre y cuando nuestra resistencia física y mental supere al estrés y pánico del momento.

Las artes marciales desarrollaron estas habilidades y las convirtieron en técnicas para defendernos nosotros mismos ante hechos violentos.

La Defensa Personal es un conjunto de técnicas para entrenar al cuerpo a actuar ante situaciones de riesgo. El cuerpo actúa de manera natural e inmediata ante cualquier estimulo y nuestros brazos, nuestras piernas, nuestra cabeza, todo el cuerpo se transforma por sí misma en un arma de defensa.

Los elementos que componen la Defensa Personal son los siguientes:

  • Prevenir. Estar alertas y evitar problemas antes de que ocurran, para no convertirnos en víctimas. El 90% de las situaciones peligrosas se evitan con una adecuada prevención.

  • Neutralizar.  En caso de que no sea posible evitar un problema o agresión, significa que nuestra prevención falló. Ahora debemos tratar de minimizar el peligro, negociando con el agresor un arreglo o solución, persuadirlo de cometer el hecho violento o proporcionar de ser posible lo que nos pide.

Recuerda que nos enfrentamos a un individuo molesto, tal vez armado, así que al negociar debemos comunicarnos claramente y controlar nuestras emociones y mostrar cooperación.

En caso de que el agresor nos ataque, debemos estar preparados, observar lo que hay a nuestro alrededor que pudiéramos utilizar como arma de defensa, observar todas las características físicas del agresor y atacar con decisión a los puntos vulnerables del cuerpo, esto nos dará ventaja para poder dañarlo o someterlo y salir corriendo.

  • Salir corriendo de inmediato, buscar ayuda y resguardar nuestra integridad física.

El fin último de la Defensa Personal es: Preservar la vida…

1 COMENTARIO

Deja un comentario