Remedios… “La mujer de Cabellera Líquida en cuya cabeza llamean todos los ensueños”

LA LLAMADA

“Llegué a México buscando la paz que no había encontrado, ni en España -la de la revolución-, ni en Europa -la de la terrible contienda-, para mi era imposible pintar entre tanta inquietud… Soy más de México que de ninguna otra parte. Conozco poco España: era yo muy joven cuando viví en ella. Luego vinieron los años de aprendizaje, de asimilación en París, después de la guerra… Es en México donde me he sentido acogida y segura”
Remedios Varo.

REVELACION

En últimas fechas viajé en el tiempo para realizar su biografía pictográfica musicalizada, así que primero busqué con todo mi ahínco los pasos maravillosos de esta gran mujer, una pintora excepcional, Remedios Varo y su vida, y después, escudriñé en el tiempo para descifrarla, leyendo sus cartas, sus textos, sus palabras al detallar cada pintura, sus ocurrencias, su buen humor, sus manifestaciones, sus inventos…, bueno pues, todo de ella, de verdad como dirían , comí, bebí, soñé, viví a Remedios, fue maravilloso y si ya me encantaba, puedo decir que fue una experiencia de realidad mágica, ahora comencemos por conocerla a ella, ejemplo de magia, de fortaleza, de sueños, de fantasía, de ciencia, de tecnología, de alquimia, de lo onírico, todo en sus obras surrealistas.

PAPILLA ESTELAR

Octavio Paz en sus versos dedicados a la pintora, lo dijo de maravilla: “No pintó el tiempo, sino los instantes en que el tiempo reposa”

Remedios Varo,

(Cataluña España 1908-1963 Ciudad de México), española exiliada y naturalizada mexicana.

María de los Remedios Alicia Rodriga Varo Uranga, ve la larga calle de la Industria de Anglés, más fantasmagórica que un invierno en los Pirineos, a las orilla del Ter, ese “río serio, trabajador y un poco triste” en la provincia de Gerona, Cataluña, con la mirada de una recién nacida y con los ojos de la imaginación podemos ver, Remedios Varo está sola. Ella lo aceptó y construyó una obra magnífica desde la gavia de su soledad. Es esta la ceniza de la imaginación a la que hoy rendimos admiración, no hubo quien compartiera cabalmente con ella en vida, ese mundo recién creado: Los hijos luminosos de su realidad interior.

FENÓMENO DE INGRAVIDEZ

La realidad surrealista influyó decisivamente en ella, la utilización del modelo interior frente al modelo exterior, así como la búsqueda del contenido latente frente al contenido manifiesto, para lo cual el modelo interior supone una concepción de la realidad y de la obra de arte que resulta de la misma, que privilegia la percepción personal, en la que intervienen los procesos oníricos o imaginarios, frente a la reproducción de lo puramente fenomenológico u objetivo. Así es como Remedios refleja en su obra exclusivamente el modelo interior, poniendo ante nuestros ojos un orden de cosas presidido por las metamorfosis, como en su cuadro “Mimetismo” o por extraños sucesos que asombran incluso a sus protagonistas, como en “Fenómeno de Ingravidez”.

MIMETISMO

La creación de este universo, responde a la forma que tiene ella de ver el mundo exterior, que aparece mediante el humor y la imaginación, transfigurado en sus cuadros y textos, como son: recetas y consejos para ahuyentar sueños inoportunos, insomnios, recetas para tener, incluso, sueños eróticos, creaciones científicas como en el caso de su Homo Rodans, que fue la única escultura que realizó con huesos de pescuezo de pollo y pavo para crear un hombre con ruedas, pero todo esto no fue tanto como un juego gratuito sino como un especial recurso al que acude para expresar ideas muy determinadas sobre el hombre y el cosmos.

HOMO RODANS

Remedios huye de lo circunstancial de lo que puede suceder un día determinado, busca en sus obras épocas y espacios imaginarios o simplemente abstractos que le permitan ocuparse de temas universales.

TRANSITO EN ESPIRAL

Vivió dos guerras, la Española y la Segunda Guerra Mundial y podríamos decir que aún dentro de su propia vida libró batallas en búsqueda de la libertad, ya que la época la limitaba como mujer. Sin embargo, tuvo la posibilidad de aprender desde muy joven y alentada por su padre, Don Rodrigo Varo, quien era ingeniero hidráulico, un librepensador que le mostró el camino de la ciencia a través de la lectura, incluso de lecturas vedadas para ella, entre estas las de Alejandro Dumas, Julio Verne, Edgar Allan Poe, literatura mística y filosofía oriental, además por su fascinación en la fantasía y los sueños, nutridas por los cuadros de Goya y Bosch. Fue de las primeras mujeres que estudió en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, posteriormente se involucró con experimentos vanguardistas al utilizar ideas y técnicas surrealistas. Entre sus amistades de entre guerras en París se encuentran Joan Miró, Max Ernst, Wolfgang Paalen, André Bretón, Brauner Víctor y Leonora Carrington. Cuando la Segunda Guerra Mundial ella huye a México junto con el poeta Benjamín Perét. Ya en la recuperación de la calma en México, entabla una íntima amistad con Leonora Carrington con quien en suprema armonía, como “hermana espiritual”, conspiradora y cómplice, compartían de alquimia, del tarot, de astronomía, de recetas farmacéuticas…etc.

Octavio Paz mitificó de la siguiente forma a las dos amigas alquimistas:
“ Hay en México dos artistas admirables, dos hechiceras hechizadas: jamás han oído voces del elogio o reprobación de escuelas y partidos… Insensibles a la moral social, a la estética y al precio, Leonora y Remedios atraviesan nuestra ciudad con un aire de indecible y suprema distracción.¿A dónde van? A donde las llaman imaginación y pasión”.

EL GRUPO CON OCTAVIO PAZ

En 1952, se casa con Walter Gruen un hombre acaudalado que la amaba y admiraba profundamente, la instó a crear dándole todo su apoyo para que ella pudiera entregarse por completo a su pintura. Pocos fueron los años que le quedaron para desplegarse y ver en toda su magnitud su éxito, pues en octubre de 1963 muere, haciendo transición a una vida eterna a través de sus obras.

“Se la pasó luchando para fundir lo mítico con lo científico, lo sagrado con lo profano… Su madre le enseñó a temer al demonio y su padre a respetar la razón… El misticismo alemán, los cantos gregorianos, la alquimia del medievo, las teorías sobe la reencarnación de G.I. Gurdjieff, la pintura de Hieronymus Bosch, fueron ciertamente sus fuentes. Pero también la astronomía, la física, las matemáticas, la ingeniería, la biología y el psicoanálisis”. Peter Engel.

“El surrealismo reclama toda la obra de una hechicera que se fue demasiado pronto”. André Bretón.

EL FLAUTISTA

Podría seguir hablando de esta excelente mujer, que dejó todo para seguir su magia, que su mundo eran viajes astrales entre lo fantástico, lo esotérico y lo onírico, la incendiaria de la imaginación…, Por mucho siempre ha sido mi pintora favorita, pero por hoy, así lo dejamos.

Deja un comentario