Podrá sonar un tanto extraño escuchar decir que la comunicación en las empresas hoy en día puede ser una herramienta efectiva, quizá te estás preguntando, ¿por qué se habría de hablar de comunicación siendo que esto es algo que en teoría todas las empresas, grandes, pequeñas, medianas, nacionales, internacionales, etc, deberían de dominar?, sin embargo, es una problemática con la que muchas de ellas tienen que lidiar día a día.

Y es que por más que una empresa cuente con sus canales de comunicación bien definidos existen varios factores que impiden que esta se logre eficientemente.

Entre ellos podemos encontrar los siguientes:

  • Que los objetivos de la empresa no sean claros y causen confusión.

Es bien sabido que las empresas siempre trabajan bajo objetivos de corto, mediano y largo plazo y para el cumplimiento de ellos deben de involucrar a todo el personal dando a conocer ¿qué es lo que se pretende hacer y cómo?

Sin embargo, muchas de las veces el personal no logra comprender cómo se llevarán a cabo dichos objetivos o peor aún, no logran comprender la finalidad del objetivo y no es que carezcan de capacidad para ello, sino más bien que la forma en que se les está dando a conocer, es un tanto confusa, los medios mediante los cuales hacen llegar la información no son tan efectivos y en consecuencia comienza el sin fin de malinterpretaciones lo cual podría traer consigo graves consecuencias para toda la empresa.

  • La falta de personal con liderazgo a cargo de ser el vínculo.

Cada empresa tiene sus diferentes formas de hacer llegar la información a los niveles jerárquicos más bajos, pero esto mucha de las veces es a través de personal que en un momento fue seleccionado para ser el vínculo entre estos niveles, pero muchas de las veces, no están altamente capacitados para dicho puesto, pues no solo es dar un aviso  y ya, sino más bien estar pendiente de que el personal a su cargo comprenda correctamente el mensaje, no son buenos líderes que puedan transmitir la confianza hacia sus compañeros, que en estos casos si hubiese alguna duda estarían en disposición de ayudar, esto también genera un descontrol en la comunicación.

  • Conflictos entre el personal de la empresa.

Por más que se trate de mantener un buen ambiente laboral en las empresas, a veces es tanto el personal, con pensamientos y perspectivas diferentes que en muchas ocasiones llegan a no estar de acuerdo y de ahí nacen las diferencias, lo que también ocasiona que la información no fluya correctamente y se vea afectada la comunicación.

  • El exceso de jerarquía en la empresa.

Cuando en una empresa se abusa de niveles jerárquicos, es demasiado el camino que tiene que recorrer la información, que cuando llega hasta el último nivel es posible que esta ya haya llegado a destiempo e inclusive haya sufrido de modificaciones.

Es importante que las empresas establezcan y definan correctamente la forma de llevar a cabo su comunicación y que todo el personal se sienta satisfecho de ello. Hoy en día existen diferentes herramientas tecnológicas que pueden ayudar para lograr una comunicación efectiva en las empresas, por ejemplo, el correo, sin embargo, no se trata de abusar de ello y dejar que hagan por si solas el trabajo, puesto que también si no son usadas correctamente pueden no ser la mejor opción para lograr el objetivo de comunicar, por eso nada mejor que dar un seguimiento y si es posible que exista retroalimentación de todas las partes involucradas.

Por ello sería bueno que si tienes una empresa, tomes en consideración todos estos puntos, puede ser que tus elementos no estén comprendiendo bien el mensaje y después te traiga malas consecuencias.

No olvides dejarnos tus comentarios y opiniones.

Síguenos en FB y Twitter

Fuente Propia

Deja un comentario