¡Nuestro feliz día!

Generalmente nos alegra tener un día especial para celebrarnos como mujeres, mínimo esperamos que nos lleven a comer, que nos den un regalo, que nos ayuden con el trabajo en casa, lo que muchos ignoran es que este día se conmemora la lucha de las mujeres por una sociedad justa e igualitaria. Se escucha simple, pero por más de 100 años mujeres valientes han luchado por obtener cada vez más igualdad, pero el camino no ha sido nada fácil, ha costado la pérdida de muchas vidas, vidas que se honran con el empoderamiento de cada vez más mujeres en la actualidad.

Nuestra historia en una sociedad machista tiene largos años de afianzamiento, así que tratar de cambiar todas los usos y costumbres, las prácticas culturales y las estructuras arraigadas, es una tarea que difícilmente nos hará aceptar la equidad de género y menos aún si no entendemos que el cambio debe empezar por nosotros mismos.

Frases como “Los hombres no lloran”, “Tenía que ser vieja”, “Gritas como niña”, “Así nunca vas a conseguir marido”, “Seguro está en sus días”, “El es hombre y debe pagar todo”, “Le dieron el puesto porque se acostó con alguien”, “Es una zorra”, “A las niñas no se les pega” y una infinidad más, son dichas sin pensar en que son sexistas y fomentan la diferencia y los estereotipos.

¿Qué tal? ¿Te suenan familiares? ¿Las ocupas frecuentemente?

Reflexiona…

Así que si quieres darle un lugar respetable e igualitario a tus compañeras, a tu hija, a tu esposa, a tu hermana o a tu propia madre, omite por completo el uso de frases sexistas, predica con el ejemplo… ¡Nosotras lo merecemos!

Deja un comentario